Publicidad

Erigida sobre un templo anterior en el siglo XVI, su construcción se vió paralizada a causa de una grave crisis dejándola sin finalizar, de ahí que el tamaño de su campanario sea inferior al conservarse la torre del edificio anterior. En la actualidad es la única parroquia activa que existe. Su interior consiste en un amplio espacio de voluminosa nave, elevado coro, sacristía y tres capillas, una en cada fachada de la nave y otra al fondo de la misma, bajo el coro.

En 1779 se llevó a cabo una intervención importante en la portada norte, adornándose esta puerta con cuatro columnas de mármol, procedentes de alguna ruina romana.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *