Publicidad

Su origen se remonta a finales del siglo XIX, producto de una reforma urbanística, que supuso el derribo de una urbanización de 23 casas, entre las que se encontraba la casa donde naciera Hernán Cortés.

En el centro de la plaza está situada la estatua en honor al hijo ilustre de la villa, realizada por el escultor Eduardo Barrón y a pocos metros se encuentra el blasón mandado a realizar por el propio Hernán Cortés para la Capilla Santuario de sus padres, así como el dintel que coronaba la puerta de entrada a la casa.

En la misma plaza también está situado el ayuntamiento de estilo neoclásico y la “Torre del Reloj”, resto de uno de los dos torreones que flanqueaban la medieval “Puerta de la Villa”, la cual fue modificada también en dicha reforma urbanística.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *